INTRODUCCIÓN
DERECHO CONSTITUCIONAL
DERECHO PENAL
Normativa
Normativa
13 Temas | 1 Cuestionario
1 de 2

TEMA 5 – DERECHO PENAL. PARTE ESPECIAL CONVOCATORIA CA

  1. Delitos contra las libertades.
  2. Delito de lesiones
  3. Violencia doméstica y de genero.
  4. Delito de homicidio.
  5. El asesinato.
  6. Delito de omisión de socorro.
  7. Tendencia ilícita de armas.
  8. Delito contra la salud pública.
  9. Delito contra los funcionarios públicos en el ejercicio de sus funciones.

Norma: Código Penal, parte especial. (a partir del artículo 138 CP).

 

PARTE 1 – DELITOS CONTRA LAS LIBERTADES. **

Son aquellos delitos que atacan el derecho a la libertad en sus diversas modalidades.

El derecho a la libertad está consagrado en la Constitución Española (CE).

 

1.- LAS DETENCIONES ILEGALES. (art. 163 y ss.)

 

Art. 17 CE. Todos tienen derecho a la libertad y a la seguridad. Nadie puede ser privado de su libertad salvo los casos y en la forma previstos en la Ley.

La detención preventiva no durará más del tiempo estrictamente necesario para la realización de las averiguaciones tendentes al esclarecimiento de los hechos, y en todo caso, en el plazo máximo de setenta y dos horas, el detenido deberá ser puesto en libertad o a disposición judicial.

Procedimiento de “HABEAS CORPUS” por el que se pasa a disposición judicial toda persona detenida ilegalmente.

Toda persona detenida debe ser informada de sus derechos.

 

a) BIEN JURÍDICO PROTEGIDO: la Libertad ambulatoria o de movimientos.

b) Modalidad Básica o TIPO BÁSICO.

Art. 163 CP. El particular que encerrare o detuviere a otro, privándole de su libertad, será castigado con la pena de cuatro años a seis años.

La modalidad básica de detenciones ilegales sólo es aplicable cuando el sujeto activo (culpable) sea un particular.

c) CONDUCTA TÍPICA (acción antijurídica): en este caso son dos: encerrar y detener a otra persona.

d) SUBTIPOS AGRAVADOS (con mayor pena).

    1. DURACIÓN DE LA DETENCIÓN ILEGAL. Art. 163.3 CP. Cuando la detención ilegal se prolongue más de 15 días, la pena impuesta será de 5 a 8 años de prisión.
    2. SECUESTRO. Art. 164 CP. La privación de libertad mediante precio o recompensa para ponerla en libertad está castigada con la pena de seis a diez años de prisión.
    3. SIMULACIÓN DE AUTORIDAD. Art. 165 CP. Cuando el sujeto realiza el hecho simulando ser una autoridad o funcionario público, la pena será de 5 a 8 años de prisión.
    4. MENOR DE EDAD, INCAPAZ o FUNCIONARIO PÚBLICO. Art. 165 CP. Cuando el detenido ilegalmente sea un menor de edad, un incapaz o un funcionario público, la pena será de 5 a 8 años de prisión.
    5. REALIZADOS POR FUNCIONARIOS PÚBLICOS. Art. 167 CP. La autoridad o funcionario público que realice la acción descrita será castigado con la pena de 8 a 12 años de prisión.

e) SUBTIPOS ATENUADOS (con menor pena)

  1. LIBERTAD INMEDIATA. Art. 163.2 CP. Cuando el sujeto activo devuelve la libertad a la persona detenida dentro de los tres primeros días de la detención.
  2. DETENCIÓN PARA ENTREGARLA A LA AUTORIDAD. Art. 163.4 CP. Cuando el sujeto aprende a una persona para presentarla inmediatamente a la autoridad.

 

2.- LAS COACCIONES. (172 CP)

 

A) Delito leve DE COACCIONES. Art. 620.2º CP. El que causare a otro una coacción de carácter leve, será castigado con una pena de multa de 10 a 20 días.

B) DELITO DE COACCIONES.

C) BIEN JURÍDICO PROTEGIDO: La Libertad de obrar (decisiones)

D) Modalidad Básica o TIPO BÁSICO. Art. 172 CP. El que impidiere a otro con violencia hacer lo que no quiere, será castigado con la pena de 6 meses a 3 años de prisión o multa de 12 a 24 meses, según la gravedad de la coacción o de los medios empleados.

E) CONDUCTAS TÍPICAS (acciones antijurídicas): Impedir a otro lo hacer algo u obligarle hacer algo que no quiere.

F) SUBTIPO AGRAVADO. (mayor pena)

  • IMPEDIR EL EJERCICIO DE UN DERECHO FUNDAMENTAL.
  • CONTRA LA MUJER O PERSONA ESPECIALMENTE VULNERABLE.

 

3.- LAS AMENAZAS. (169 y ss)

 

  1. DELITO LEVE DE AMENAZAS. El que de modo leve amenace a otro con armas u otros instrumentos peligrosos, o los saquen en riñas, o sin armas serán castigados con la pena de 10 a 20 días multa.
  2. DELITO DE AMENAZAS. Art. 169 CP.

1.- Condicionales. El hecho está supeditado a la realización de una determinada acción u omisión. (Tipo agravado)

2.- No Condicionales. Cuando no se supedita a ninguna realización. Tipo básico)

 

a) BIEN JURÍDICO PROTEGIDO: La libertad de escoger y la seguridad.

b) Modalidad Básica o TIPO BÁSICO. Art. 169 CP. El que amenace a otro con causarle a él, a su familia o a otra persona íntimamente vinculada a un mal que constituya delitos de homicidio, lesiones aborto, contra la libertad, etc., será castigado a:

– amenazas condicionales: 1 año a 5 años si exigiera recompensa o condición.

– no condicionales: a pena de 6 meses a 1 año.

c) CONDUCTA TÍPICA. Anunciar el padecimiento de un mal por parte del autor a la víctima.

 

PARTE 2- DELITO DE LESIONES.

– Concepto de LESIÓN: Es todo menoscabo de la integridad corporal o de la salud física o mental.

 

1. DIFERENCIA ENTRE EL DELITO LEVE DE LESIONES y EL DELITO DE LESIONES.

La diferencia depende de la gravedad de la lesión.

  • DELITO LEVE DE LESIONES. Art. 147.2 CP. Cuando la lesión requiere una primera asistencia facultativa. Se trata de lesiones leves que sanean espontáneamente. (ej. rascadas, moratones, contusiones, arañazos, hematomas, eritemas, etc.)
    • Consecuencia: pena de multa e indemnización por las lesiones provocadas.
  • DELITO DE LESIONES. Art 147.1 CP. Cuando las lesiones requieren, además de una primera asistencia facultativa, tratamiento médico o quirúrgico. (ej. rotura de huesos, cortes que conlleven puntos de sutura, perdida de órganos, etc.)
    • Consecuencia: pena de prisión, indemnización por las lesiones provocadas y antecedentes penales.

2. BIEN JURÍDICO PROTEGIDO: La integridad física del individuo.

3. CONDUCTA TÍPICA: agredir con la finalidad de lesionar o causar una lesión.

4. TIPO BÁSICO: art. 147.1 CP. El que causare a otro una lesión que menoscabe su integridad corporal o salud física o mental, será castigado a la pena de 6 meses a 3 años, siempre que la lesión requiera objetivamente para su sanidad, además de una primera asistencia facultativa, tratamiento médico o quirúrgico.

5. SUBTIPO ATENUADO. Art. 147.2 CP. Se moderará la pena en el caso de lesiones de menor gravedad atendiendo a la reducida entidad del resultado o a la poca peligrosidad de la conducta y los medios empleados.

 

– LESIONES IMPRUDENTES. Este tipo de lesiones tienen una atenuación en la pena, por entender que no existió                                     intencionalidad a la hora de cometerse. (ej. fractura de pierna como consecuencia de una conducción temeraria)

 

6.  SUBTIPOS AGRAVADOS. Art. 148, 149 y 150 CP.

  • POR MAYOR DESVALOR EN LA ACCIÓN o RIESGO PRODUCIDO. Art. 148 CP. Se refiere a las formas de realizar la acción y al tipo de víctimas. Conllevaran penas de 2 a 5 años de prisión:
    • MEDIOS PELIGROSOS. 148.1º CP. Prevé el supuesto de causación de lesiones utilizando instrumentos, métodos o formas concretamente peligrosos para la vida o salud del lesionado. (ej. botellazo en la cabeza, utilización de armas blancas, armas de fuego, patadas en la cabeza, atropellos, etc.).
    • ENSAÑAMIENTO o ALEVOSIA. Art. 148.2º. Lesiones que son producidas con ensañamiento o alevosía. (Ej. romper el dedo para provocar mayor sufrimiento, seis navajazos con arma blanca, etc.)
    • VICTIMA MENOR DE DOCE AÑOS o INCAPAZ. Art. 148.3º. Se fundamenta en la situación de indefensión de este tipo de víctimas y en el abuso de superioridad por parte del autor. (Ej. agredir a un niño de 10 años o a un retrasado mental.)
    • SUPUESTO VINCULADOS A LA VIOLENCIA DE GÉNERO. Art. 148.4º. Supuestos de violencia de género. (se penan por el art. 153 CP).
    • PERSONA ESPECIALMENTE VULNERABLE. Art. 148.5º. Personas con una análoga relación de afectividad. (Ej. agredir a la suegra)
    • POR EL RESULTADO OCASIONADO149 y 150 CP. La producción de un resultado especialmente grave. Conllevan penas de 6 a 12 años de prisión.
    • PÉRDIDA o INUTILIDAD DE UN ORGANO o MIEMBRO PRINCIPAL. Art. 149.1 CP. Se entiende por órganos principales aquellas partes del cuerpo que desarrollan funciones autónomas (ej. mano, ojo, etc) (Ej. perdida de piezas dentales, sección de los tendones de la mano, etc).En este punto también entraría la deformidad. (ej. desviación del tabique nasal)
    • PÉRDIDA o INUTILIDAD DE UN ORGANO o MIEMBRO NO PRINCIPAL. (ej. limitación del movimiento, cicatriz de 12 cm. en el muslo, etc)

 

PARTE 3- DELITO DE VIOLENCIA DE DOMESTICA y DE GÉNERO**. Art. 153 CP.

 

1. VIOLENCIA DE GÉNERO. Art. 153.1 CP.

 

– TIPO ESPECÍFICO DE LESIONES. Art. 153.1 CP. Se trata de un tipo específico y agravado de lesiones. En este precepto se castigan como delitos conductas que, fuera de este ámbito son constitutivas de un DELITO LEVE DE LESIONES.

Se trata de una conversión en delito de la DELITO LEVE  de lesiones del art. 147.2 CP

El requisito para esta conversión es la existencia de una especial relación entre autor y víctima.

  • DELITO LEVE DE LESIONES se convierte en DELITO cuando el autor (agresor) es el cónyuge o hombre ligado a ella por análoga relación de afectividad. (ej. una bofetada que sería considerada una DELITO LEVE de lesiones, se convierte en delito cuando es el marido quien se la da a la mujer)

 

2. VIOLENCIA DOMESTICA. Art. 153.2.

– TIPO ESPECIFICO DE LESIONES. Art. 153.2 CP. Para el caso de que la víctima sea alguna de las personas a que se refiere el artículo 173.2 CP. Se trata del mismo supuesto que el anterior, pero en este caso la víctima puede ser ascendientes, descendientes, colaterales o el propio cónyuge o excóyuge (refiriéndose al marido).

 

PARTE 4- DELITO DE HOMICIDIO. (art. 138 CP).

1.- TIPO BÁSICO: art. 138 CP. El que matare a otro será castigado con la pena de 10 a quince años de prisión.

2.- BIEN JURÍDICO PROTEGIDO: la vida de las personas.

3.- CONDUCTA TÍPICA: acabar con la vida de las personas.

4.- CLASES:

  • HOMICIDIO DOLOSO.
  • HOMICIDIO IMPRUDENTE. Art. 142.1 CP El que por imprudencia grave causare la muerte de otro será castigado con las penas de 1 a 4 años.
  • TENTATIVA DE HOMOCIDIO. Debe aplicarse cuando el resultado no se produce (la muerte), pero la intención era matar. (ej. disparar al trorax y no martarlo).
    • DELITO DE LESIONES. En caso de no quedar probada la intencionalidad de matar, deberá imputarse un delito de lesiones doloso. (ej. disparar a la pierna, la intención no es matar sino lesionar).

 

PARTE 5.  ASESINATO. (Art 139 CP)

Se trata de un delito de idénticas características que el homicidio respecto al bien jurídico protegido y la conducta básica requiere, además de la muerte de la persona, que ésta se cometa bajo alguna circunstancia determinada.

1.- TIPO BÁSICO. art. 139 CP. Se trata en realidad de un tipo agravado de homicidio. El que matare a otro concurriendo alguna de las circunstancias siguientes:

  1. – 1º. Con alevosía. (sin posibilidad de defensa y asegurando el resultado)
  2. – 2º.  Por precio, recompensa o promesa.
  3. – 3º. Con ensañamiento, aumentando deliberadamente el dolor del ofendido.
  4. –  4º. Para facilitar la comisión de otro delito, o evitar que se descubra.

Será castigado con las penas de 15 a 25 años.

 

2.- TIPO AGRAVADOPRISIÓN PERMANENTE REVISABLE. art 140 CP. Cuando en el asesinato concurran más de una de las circunstancias previstas en el artículo anterior, se impondrán las penas de 20 a 25 años de prisión.

 

PARTE 6- OMISIÓN DEL DEBER DE SOCORRO**. (art 195 CP)

Se trata de una comisión por omisión.

1.- BIEN JURÍDICO PROTEGIDO. La vida y la integridad física de terceros.

2.- CONDUCTA TÍPICA. No socorrer o auxiliar a un tercero

3.- TIPO BASICO. Art. 195 .1 CP. El que no socorriere a una persona que se halle desamparada y en peligro manifiesto y grave, cuando pudiere hacerlo sin riesgo propio, ni de terceros, será castigado con la pena de multa de 3 a 12 meses.

4.- TIPO AGRAVADO. art. 195.3 CP. Si la victima lo fuere por accidente ocasionado fortuitamente por el que omitió el auxilio, la pena será de 6 meses a 18 meses de prisión, y si el accidente se debiera a imprudencia, será de prisión de 6 meses a 4 años.

¿En qué consiste la omisión del deber de socorro?

La omisión del deber de socorro se produce cuando alguien observa que otra persona está ante una situación de peligro y no la auxilia, o no solicita ayuda.

La Ley de 17 de julio de 1951, elevó a la categoría de delito la denegación de auxilio a las personas en peligro, que hasta esa época sólo se castigaba como una falta. Con posterioridad la  Ley 3/67 de 8 de abril, introdujo un nuevo párrafo en el que se incluye la omisión del deber de socorro a una víctima que lo ha sido por culpa del propio omitente.

Es en el actual Código Penal cuando se le da una nueva configuración como delito en el  artículo 195 CP, en el que se mantiene, en líneas generales, la regulación anterior, aunque con algunas novedades, siendo la más importante la que afecta a la omisión del deber de socorro a la propia víctima (párrafo tercero). Ya no se habla de  “auxilio debido”  como hacía la regulación anterior sino simplemente de  “auxilio”;  y, sobre todo, la reforma más importante es que ya no se contempla una sola pena de prisión para esta omisión, sino que se distingue según haya sido la causa del accidente. Se diferencia entre el accidente ocasionado fortuitamente por el omitente, del accidente ocasionado de forma imprudente.

Es un delito que está ubicado en el Título IX del Código Penal y que se agota en esta figura delictiva, que se contiene en los arts. 195 y 196 CP, siendo el último de ellos un nuevo tipo penal en el que la omisión se comete por parte de profesionales sanitarios.

En cuanto al bien jurídico protegido en este tipo penal la doctrina no se ha puesto de acuerdo. Parte de la misma y entiende que se atenta contra el deber de solidaridad humana; otros entienden que no es esa solidaridad sino la seguridad colectiva. Sin embargo, se puede afirmar que, con independencia de que este delito atente contra las más elementales normas de convivencia de solidaridad y seguridad colectiva que deben imperar en una sociedad, el bien jurídico que debe ser objeto de tutela es aquel que se encuentra en peligro de la persona afectada y a la que se le niega la ayuda, y que fundamentalmente son: la vida o la integridad física.

En lo que afecta a la naturaleza de este tipo penal se puede afirmar con rotundidad que es un delito de naturaleza omisiva. La doctrina distingue entre los delitos de naturaleza comisiva, de los delitos de naturaleza omisiva; los primeros consisten en una acción positiva de hacer, y los segundos en una conducta pasiva o de “no hacer”.  En los delitos comisivos, el tipo penal contempla un supuesto de hecho en el que es necesario que el sujeto activo realice un acto contemplado en la norma, mientras que en los delitos de omisión lo que se recoge es una conducta meramente pasiva, por lo que cuando alguien no actúa estando obligado a ello por la norma penal, comete el delito de omisión. Este es el caso del delito de denegación de auxilio, en el que el deber de actuar y su incumplimiento es la conducta típica.

 

PARTE 7- DELITO DE TENECIA ILICITA DE ARMAS**. (art. 563 CP)

Este delito debe ir íntimamente relacionado con el Reglamento de Armas (texto que carece de rango legal), porque el precepto penal no describe cuáles son las armas consideradas prohibidas. Por si sólo carece de sentido al no detallar cuáles son esas armas.

1.- TIPO BASICO. Art 563 CP. La tenencia de armas prohibidas y la de aquellas que sean resultado de la modificación sustancial de las características de fabricación de armas regladas, será castigada con la pena de 1 a 3 años de prisión.

2.- BIEN JURÍDICO PROTEGIDO. La seguridad ciudadana.

3.- CONDUCTA TÍPICA. El porte de armas sin licencia o permiso para poseerlas.

4.- TIPO AGRAVADO. art. 564.2 CP. Se aplicará la pena superior del tipo básico, cuando concurra alguna de las siguientes circunstancias:

– 1ª que las armas carezcan de marcas de fábrica o de número o los tengan alterados o borrados.

– 2ª que hayan sido introducidas ilegalmente en territorio español.

– 3ª que hayan sido transformadas, modificando sus características originales.

a.- ARMAS CORTAS. De 2 a 3 años.

b.- ARMAS LARGAS. De 6 meses a 1 año.

5.- TIPO ATENUADO. Art 565 CP. Se rebajará un grado la pena, cuando las circunstancias del hecho y del culpable se evidencia la DELITO LEVE DE de intención de usar las armas con fines ilícitos. (ej. coleccionista de armas).

 

Nociones básicas sobre la tenencia de armas en locales de pública concurrencia: Ley 5/2014, de 4 de abril, de Seguridad Privada y su normativa y desarrollo**

Real Decreto 137/1993, de 29 de enero, que aprueba el Reglamento de armas.

 

Entre las funciones atribuibles a los controladores de accesos están las de requerir al servicio de vigilancia privada (si los tuviere el establecimiento), o a las Fuerzas y Cuerpos del Estado, para que impidan el acceso de las personas que incumplan las condiciones de admisión, así como de informar a los mismos de las alteraciones del orden que se produzcan en los mismos.

Es por ello que se deberá conocer cuando se pueden, o no, portar las armas, en qué condiciones y por qué personas, y cuales están prohibidas, para poder informar cuando proceda a las Fuerzas y Cuerpos de

Según la Ley 4/2015 de Protección de la Seguridad Ciudadana los agentes de la autoridad podrán realizar, en todo momento, las comprobaciones necesarias para impedir que en las vías, lugares y establecimientos públicos se porten o utilicen ilegalmente, armas procediendo a su ocupación.

Podrán proceder a la ocupación temporal, incluso de las que se lleven con licencia o permiso y de cualquier otro medio de agresión, si se estima necesario, al objeto de prevenir la comisión de cualquier delito, o cuando exista peligro para la seguridad de las personas o las cosas.

En este sentido, el artículo 35.2, de la citada Ley, considera infracción muy grave o grave, dependiendo de la gravedad de los perjuicios la fabricación, reparación, almacenamiento, circulación, comercio, transporte, distribución, adquisición, certificación, enajenación o utilización de armas reglamentarias, explosivos catalogados, cartuchería o artículos pirotécnicos, incumpliendo la normativa de aplicación, careciendo de la documentación o autorización requeridas, o excediendo los límites autorizados cuando tales conductas no sean constitutivas de delito así como la omisión, insuficiencia, o falta de eficacia de las medias de seguridad o precauciones que resulten obligatorias.

Considerando infracción grave portar, exhibir o usar armas prohibidas, así como portar, exhibir o usar armas de modo negligente, temerario o intimidatorio, o fuera de los lugares habilitados para su uso, aun cuando en este último caso se tuviera licencia, siempre que dichas conductas no constituyan infracción penal.

Y una infracción leve la omisión o la insuficiencia de medidas para garantizar la conservación de la documentación de armas y explosivos, así como la falta de denuncia de la pérdida o sustracción de la misma.

Al respecto destacar que constituye un delito, recogido en el artículo 563 del Código Penal, la tenencia de armas prohibidas y la de aquellas que sean resultado de la modificación sustancial de las características de fabricación de armas reglamentadas.

Dependiendo de las circunstancias de cada caso, los agentes de la autoridad podrán realizar una denuncia administrativa o imputar un delito por tenencia de armas prohibidas.

 

PARTE 8. DELITO CONTRA LA SALUD PÚBLICA**. (art. 368 y ss CP)

 

La relevancia de la salud pública emana de la propia Constitución en cuyo  artículo 43 CE  se reconoce el «derecho a la protección de la salud», añadiendo que  «compete a los Poderes Públicos organizar y tutelar la salud pública».

La salud pública colectiva constituye un bien jurídico independiente de la propia e individual de cada sujeto, se configura como un conjunto de condiciones positivas y negativas que posibilitan el bienestar general de la colectividad, garantizando unas condiciones mínimas de salubridad e higiene, obedeciendo así al mandato constitucional. Por eso la salud pública alcanza un nivel autónomo de protección penal.

Por su parte, la  Sentencia del Tribunal Supremo 1701/2000, de 7 de noviembre, da una definición muy interesante para el ámbito penal, en que nos encontramos:  «La salud pública, como tal, no constituye una entidad real de naturaleza biológica, sino una manera verbal de señalar un peligro no permitido dentro del orden social».

La protección penal queda reservada en este ámbito para las infracciones más graves contra la salud pública, por el principio de la mínima intervención y de subsidiariedad frente a otras ramas del Ordenamiento. No obstante y debido a la relevancia del bien jurídico protegido esto no impide la aplicación de tipos delictivos de peligro abstracto en los que la sanción se adelanta a la producción de resultados que, en esta materia, podrían llegar a ser catastróficos de esperar a su materialización.

Debido, sin embargo a ese carácter subsidiario, en algunas materias, la dependencia de la normativa administrativa obliga a crear numerosos tipos penales en blanco, menos frecuentes en los delitos de tráfico de drogas y más frecuentes en los relacionados con el uso de medicamentos o con los fraudes alimentarios, que obligan a remitirse, para completar el tipo, a la Reglamentación Administrativa.

 

A.- TRAFICO DE DROGAS. Art. 368 CP.

1.- TIPO BÁSICO. Art 368 CP. Los que ejecuten actos de cultivo, elaboración o tráfico, o de otro modo promuevan, favorezcan o faciliten el consumo ilegal de drogas tóxicas, estupefacientes o sustancias psicotrópicas, o las posean con aquellos fines, serán castigados con las penas de prisión de 3 a 9 años y multa del tanto al triple del valor de la droga objeto del delito si se tratare de sustancias que causan grave daño a la salud, y de prisión de 1 a 3 años y multa del tanto al duplo en los demás casos.

2.- BIEN JURÍDICO PROTEGIDO. La salud de personas individuales.

3.- CONDUCTA TÍPICA. Cultivo, elaboración o trafico de drogas.

4.- TIPOS AGRAVADOS.

A.- art. 368 CP. Ya realiza una distinción entre lo que son sustancias que dañan gravemente la salud, imponiendo penas de prisión de 3 a 6 años; de las restantes, donde rebaja las penas de prisión de 1 a 3 años. (ej. la cocaína sería sustancia que daña gravemente la salud; la marihuana seria una sustancia menos dañina.)

B.- art. 369 CP. Dispone una serie de circunstancias cuya concurrencia determina la agravación de la pena por tráfico de drogas.

1.- Características del destinatario

a.- menores de edad, disminuidos psíquicos o personas sometidas a tratamiento de deshabituación o rehabilitación. (art 369.1.5ª CP)

2.- Lugar de comisión:

a.- establecimientos abiertos al público y el autor sea el responsable del establecimiento o un empleado. (art. 369.1.4ª CP)

b.- centros docentes, unidades militares, centros penitenciarios o centros de rehabilitación o sus proximidades. (art 369.1.8ª CP).

3.- Características del sujeto activo:

a.- autoridad, funcionario público, trabajador social, docente. (art. 369.1.1ª CP).

b.- pertenezca a una organización o asociación con la finalidad de difundir tales sustancias. (art 369.1.2ª CP).

c.- actividades delictivas organizadas de otra clase. (art 369.1.3ª).

4.- Dependiendo del objeto material:

a.- droga adulterada, manipulada o mezclada que incrementan la posibilidad de daño a la salud. (art. 369.1.7ª CP)

b.- cantidad notoria importancia. (art. 369.1.6ª CP). (ej. a partir de 750 gr. de cocina se considera notoria importancia, dependerá del grado de pureza de la mercancía; a partir de 10 Kg. De marihuana se considera notoria importancia)

5.- Por el modo de comisión de los hechos:

a.- violencia o uso de armas. (art 369.1.9ª CP).

b.- introducir en el territorio o favorecer la entrada. (art. 369.1.10ª CP)

art. 370 CP. Se denominan modalidades especialmente agravadas. Tienen un plus de penalidad. Se castigaran con penas superiores en uno o dos grados.

1.- cuando se utilice a menores o disminuidos psíquicos para cometer los delitos.

2.- el jefe, administrador o encargado de la organización criminal.

3.- casos de extrema gravedad:

– Cantidades que excedan de notoria importancia.

– cuando se utilizaren buques o aeronaves como medio de transporte.

– cuando se actúa bajo la simulación de operaciones de comercio.

– redes internacionales dedicadas a esta actividad.

– cuando concurran 3 o más circunstancias descritas en el artículo 369.1 CP.

 

5.- TIPOS ATENUADOS.

A.- art. 368 CP. Cuando menciona las sustancias que son menos dañinas, castiga con penas de 1 a 3 años.

B.- LA DROGODEPENDENCIA. Aplicada como eximente incompleta o como atenuante. (en la mayoría de casos debe acreditarse la adicción mediante informes en centros de desintoxicación, etc)

6.- EXENTOS DE RESPONSABLIDAD PENAL. (perseguidas administrativamente).

A.- DOSIS MÍNIMAS. Se trata de cantidades insignificantes de droga que resultan insuficientes para dañar la salud. (50 mgr. De cocaína esta considerada cantidad no punible)

B.- AUTOCONSUMO. Dosis que por su cuantía están consideradas de autoconsumo.

 

I.- DELITO DE AGRESIÓN SEXUAL. (art. 178 y ss CP).

1.- TIPO BÁSICO. Art. 178 CP. El que atente contra la libertad sexual de otra persona con violencia o intimidación, será castigado con la pena de prisión de 1 a 4 años.

2.- BIEN JURIDICO PROTEGIDO: la libertad sexual de las personas.

3.- CONDUCTA TÍPICA: atentar contra la libertad sexual de las personas.

4.- ELEMENTOS NECESARIOS:

a.- VIOLENCIA

b.- INTIMIDACIÓN

c.- DOLO (no es posible la imputación por imprudencia)

 

5.- DELITO DE VIOLACIÓN. (art 179 CP)

Se puede considerar una modalidad agravada de agresión sexual. El bien jurídico protegido y la conducta típica son exactamente los mismos.

A.- TIPO BÁSICO. Art 179 CP. Cuando la agresión consista en acceso carnal por vía vaginal, anal o bucal, o introducción de miembros corporales u objetos por alguna de las dos primeras vías, el responsable será castigado con la pena de 6 a 12 años.

6.- TIPOS AGRAVADOS.

A.- Art. 180.1 CP. Las penas serán superiores cuando concurran alguna de las circunstancias siguientes:

a.- la violencia o intimidación sean especialmente vejatorio o degradante.

b.- cuando actúen dos o mas personas

c.- cuando la víctima sea especialmente vulnerable, por razón de edad, enfermedad, o situación o en todo caso cuando sea menor de 13 años.

d.- cuando exista una relación de parentesco o superioridad.

e.- cuando se utilicen armas o instrumentos especialmente peligrosos susceptibles de poder producir la muerte.

B.- art. 180.2 CP. Cuando concurran dos o más circunstancias del párrafo anterior, las penas se impondrán en su mitad superior.

 

K.- DELITO DE ABUSOS SEXUALES. (art 181 CP)

1.- TIPO BÁSICO. Art 181.1 CP. El que sin violencia o intimidación y sin que medie consentimiento, realice actos que atenten contra la libertad o indemnidad sexual de otra persona, serán castigados con las penas de 1 a 3 años o multa de 18 a 24 meses.

 

PARTE 9-  DELITOS CONTRA LOS FUNCIONARIOS PÚBLICOS EN EL EJERCICIO DE SUS FUNCIONES**

El estudio del delito de atentado es interesante desde el punto de vista de la actuación profesional de los funcionarios de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, ya que en muchas intervenciones se podrán plantear situaciones que darán lugar al nacimiento de esta figura delictiva.

El artículo 550 tipifica el delito de atentado al establecer:

Con respecto al delito de atentado la doctrina jurisprudencial ha establecido cuáles son los requisitos cuya concurrencia se precisa para apreciar la existencia del delito:

  1. Un acto básico de acometimiento, empleo de la fuerza, intimidación grave, o resistencia también
  2. Que tal acto vaya dirigido contra un funcionario público o Agente de la
  3. Que dicho sujeto pasivo se hallare en el ejercicio de sus funciones propias del cargo, y, si así no fuera, que el autor del hecho hubiera actuado «con ocasión de ellas»,pues en este delito no se pretende proteger a la persona del funcionario, sino a la función que éste desempeña, precisamente por el carácter público de ésta.
  4. Que exista un «animus» o propósito de ofender a la Autoridad o sus agentes, y que consiste en faltar al respeto debido a quienes encarnan el Principio de Autoridad(STS 12 junio 1995)”.

 

En el estudio que llevaremos a cabo de la mencionada figura delictiva, una vez que hemos expuesto las bases sobre las que se sustenta el delito en cuestión, vamos a analizar su incidencia en las actuaciones de los funcionarios de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado. Es por ello, por lo que, en primer término, es conveniente determinar de una forma más pormenorizada en qué consiste esta figura delictiva.

¿En qué consiste el delito de atentado?

Es un hecho delictivo que se comete, como señala el artículo 550, contra la autoridad, sus agentes o funcionarios. En definitiva, este grupo de personas, que son los llamados sujetos pasivos del delito, son los que sufren las consecuencias de la comisión del hecho delictivo. Una primera cuestión que abordaremos es en torno a los sujetos pasivos, ya que conviene aclarar qué se entiende por:

Autoridad:  La definición la encontramos en el artículo 24 del  Código Penal  que señala que se reputará Autoridad al que, por sí solo o como miembro de alguna Corporación, Tribunal u Órgano colegiado, tenga mando o ejerza jurisdicción propia. En todo caso, tendrán la consideración de Autoridad los miembros del Congreso de los Diputados, del Senado, de las Asambleas Legislativas de las Comunidades Autónomas y del Parlamento Europeo. Se reputará también Autoridad a los funcionarios del Ministerio Fiscal.

Funcionario:  Sigue diciendo el citado precepto en su apartado 2: Se considerará funcionario público todo el que, por disposición inmediata de la Ley o por elección o por nombramiento de Autoridad competente, participe en el ejercicio de funciones públicas.

 

¿Tiene alguna relevancia de cara a la comisión del hecho delictivo del artículo 550 el que el sujeto pasivo del delito tenga la consideración de Autoridad, funcionario público o Agente de la Autoridad?

Si la tiene, y se pone de manifiesto en el contenido del artículo 551 cuando se establece la pena. Dicho artículo, en su punto primero establece una pena de dos a cuatro años de prisión y multa de tres a seis meses, si el atentado se comete contra una Autoridad, y de prisión de uno a tres años en los demás casos. Es decir, es más grave, como es obvio, la pena a imponer si el delito se comete contra alguna de las autoridades que se relaciona en el artículo 24 del Código Penal, que si el delito se comete contra un Agente de la Autoridad, si bien es cierto que en determinadas acciones delictivas se produce un “arco de transformación”, como más adelante veremos, y a los Agentes de la Autoridad se les considera Autoridad a los efectos de imponer la pena, cuando con motivo de la comisión del hecho delictivo se ha puesto en peligro la integridad física del agente, situación muy interesante de analizar que, a continuación estudiaremos.

 

Acciones que dan lugar al delito de atentado.

La comisión del hecho delictivo, en relación con los funcionarios de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, se traduce en un ataque que se produce cuando se encuentran ejecutando las funciones propias de su cargo o con ocasión de ellas. Las acciones que nos ofrece el artículo 550 para la comisión de este hecho delictivo son alternativas, y pueden consistir:   en un acometimiento, empleo de fuerza, intimidación grave, o resistencia activa también grave.

 

Qué se entiende desde la jurisprudencia por “emplear fuerza”:

“Por acometimiento la jurisprudencia entiende la acción de agredir corporalmente”

Sin embargo, esta acción de agredir corporalmente se puede confundir en algún momento con la acción de empleo de fuerza, que supone ya el empleo de una violencia corporal efectiva (dar una bofetada, lanzar el automóvil contra un Agente Municipal)”.

El “empleo de fuerza” incluye también los casos en que la fuerza se dirige contra cosas materiales, siempre que el funcionario reciba en su cuerpo dicha violencia (arrebatar al funcionario una cosa, dejarlo encerrado en una habitación etc”.

 

Producción de un resultado lesivo.

En estas situaciones nos encontramos con que el sujeto que comete el hecho delictivo, con una sola acción comete dos delitos, por un lado el de atentado y por otro el de lesiones.

El concurso ideal por definición es la concurrencia de dos o más infracciones delictivas ocasionadas por una sola acción del sujeto (artículo 77 del Código Penal).

 

Intimidación grave.

Es interesante también comentar la “intimidación”, que es otra de las acciones que da lugar al nacimiento del delito de atentado. Para que la intimidación dé lugar al delito de atentado se precisa de forma imprescindible que sea grave, ya que, en caso contrario, no constituiría este delito.

 

¿En qué caso se puede considerar que la intimidación a un Agente del Orden Público es grave?

Se considera grave cuando la intimidación se lleva a cabo a través de una amenaza de realizar un mal inmediato. En el caso de que la amenaza que se lanza al funcionario o Agente de la Ley no sea grave, no se puede condenar al autor de tal amenaza por el delito de atentado del artículo 550, si bien puede serlo por el delito previsto y penado en el artículo 556 (delito de resistencia y desobediencia grave).

Resistencia activa grave.

La resistencia grave es la cuarta de las acciones que puede dar lugar al nacimiento del delito de atentado.

Por resistencia grave se puede entender aquella actividad, realizada por parte del sujeto activo del delito, que persigue como finalidad dificultar o impedir la actuación profesional de la Policía, actividad que se encuentra a la orden del día en muchas intervenciones profesionales, sobre todo en materia de circulación de vehículos. Lo que ocurre, y por eso efectuamos este paréntesis de forma inmediata, es que no toda actuación que persiga dificultar o impedir una actuación profesional puede ser considerada como constitutiva del delito de atentado, ya que, para encontrarnos ante esta situación, se necesita, de acuerdo con el artículo 550 del Código Penal, que esta resistencia sea, además de grave, activa.

En el caso de que la resistencia sea no grave nos encontraremos con el delito del artículo 556 (delito de desobediencia y resistencia).

Por qué se produce la protección penal en el delito de atentado.

Se persigue con la tipificación de este delito la protección de los funcionarios policiales (entre otros funcionarios o Autoridades) en el ejercicio de sus funciones como Autoridad.

Se considera, por tanto, que el bien jurídico que se protege con este delito es el Principio de Autoridad.

En este orden de cosas, es conveniente aclarar que, si bien un Agente del Orden Público, desde el punto de vista formal, se encuentra revestido del carácter de Autoridad, ello no quiere decir que todos sus actos lleven de forma aneja tal carácter. Es decir, los ataques que sufra un agente de la Policía fuera de horas de servicio, o por motivos privados, no pueden ser calificados de forma automática de atentado conforme señala el artículo 550 antes reseñado. Ello no quiere decir que tales hechos queden impunes, ya que podrán ser castigados como delitos comunes.

Situaciones en que los actos de acometimiento, empleo de fuerza, intimidación grave y resistencia activa grave a los funcionarios policiales no son constitutivos del delito de atentado.

Estas situaciones en que, por parte del sujeto activo del delito, se realiza cualquiera de las acciones del artículo 550 que darían lugar al nacimiento del delito de atentado, y que, sin embargo y pese a ello, no se da la antijuridicidad, son aquéllas en las cuales los funcionarios de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado se exceden en una intervención profesional. Son los casos, por ejemplo, en que el policía, en una detención que lleva a cabo, emplea violencia innecesaria, la que, en este caso, justifica la reacción del sujeto, que puede realizar un acto de legítima defensa respecto de esa violencia innecesaria que se puede imprimir en su detención. Por tanto, la legítima defensa realizada por un particular ante un exceso policial, como causa de justificación sólo se admite cuando este exceso sea antijurídico. Pero no es cualquier acto antijurídico el que puede dar lugar a una legítima defensa; tiene que ser un acto antijurídico constitutivo de delito.

Requisitos que deben concurrir para la comisión de este hecho delictivo.

Primero. Encontrarse el agente ejecutando sus funciones o con ocasión de ellas. De la lectura del artículo 550 vemos que se exige, para que se cometa el hecho delictivo que se regula, que el ataque se debe de producir cuando el sujeto pasivo se encuentra ejecutando funciones propias de su cargo o con ocasión de ellas.

Segundo. Ánimo de ofender y menospreciar el principio de autoridad.

Para que se dé este segundo requisito, es preciso que el autor del delito tenga voluntad y conciencia de ofender y menospreciar a una Autoridad. Si el sujeto que comete el delito de atentado no tiene conocimiento de que el sujeto pasivo del delito es un Agente de la Autoridad, ya que no va de uniforme y en ningún momento se identifica como agente de Policía, no existirá el delito de atentado, porque falta el dolo específico para el nacimiento de este delito, aunque sí puede haber lugar a la comisión de otra figura delictiva.

 

Resumen.

El delito de atentado a los Agentes de la Autoridad se manifiesta por la presencia de una de las siguientes cuatro acciones que lleva cabo el que lo realiza: acometimiento; empleo de fuerza; intimidación grave y resistencia grave.

A su vez, deben de concurrir en el autor del delito, cuando realiza cualquiera de las cuatro acciones antes referidas otros dos elementos más: por un lado, la existencia de un ánimo de ofender al Principio de Autoridad o menospreciarlo, y, por otro, que tales hechos se realicen contra un Agente de la Autoridad que se encuentre ejecutando sus funciones o con ocasión de ellas.

El último de los requisitos exigidos para que surja este delito sería que el policía o Agente del Orden actúe dentro del marco legal que le permite su profesión.

La regulación legal del delito de atentado cumple un papel fundamental en el ejercicio profesional de los funcionarios del orden público.