LEY DE SERVICIOS DE PREVENCIÓN, EXTINCIÓN de INCENDIOS y SALVAMENTOS de la CAM
PREVENCIÓN DE RIESGOS LABORALES
PSICOTÉCNICOS
SOPORTE VITAL BÁSICO / PRIMEROS AUXILIOS
PAUTAS DE ACTUACIÓN EN CASO DE EMERGENCIAS
MÓDULO SOCIO-PROFESIONAL
SIN CATEGORIA
2 de 2

TEMA 30. MEDIOS DE EXTINCIÓN

Para que un incendio se inicie tienen que coexistir tres factores: combustible, comburente y foco de ignición, que conforman el llamado “triángulo del fuego”.

Además, para que el incendio progrese, la energía desprendida en el proceso tiene que ser suficiente para que se produzca la reacción en cadena.

Estos cuatro factores forman lo que se denomina “ El tetraedro del fuego»

Los medios de extinción actúan sobre alguno de los factores clave que originan un incendio para su eliminación, de tal manera que suprimiendo uno de ellos, éste se extinguirá.

En función de la naturaleza del combustible, se pueden distinguir los siguientes tipos de fuegos:

Las instalaciones para la extinción de incendios se dividen en dos grandes grupos:

Extintores

Instalaciones fijas (bocas de incendio equipadas, hidrantes, columna seca…).

No todos los medios de extinción tienen por qué tener el mismo agente extintor, ya que estos pueden ser de diferente eficacia, de tal manera que unos sean más aptos que otros para cada clase de fuego.

A continuación, se muestra la eficiencia de los diferentes agentes extintores según la clase de juego:

 

Importante: En fuegos de origen eléctrico no utilizar agua ni espuma como agentes extintores. Existe el riesgo de electrocución.

Los medios de extinción tiene que ser revisados periódicamente por personal especializado.

 

NORMAS DE UTILIZACIÓN DE UN EXTINTOR PORTÁTIL

– Descolgarlo, cogiéndolo por la maleta fija y apoyándolo posteriormente en el suelo en posición vertical.

– Agarrar fuertemente la manguera por la boquilla. En el caso de extintores de C02, hay que tener cuidado de asir la manguera únicamente por la parte aislada destinada a ello, ya que fuera de esa zona, se podrían sufrir lesiones.

– En caso de disponer de boquilla de seguridad, comprobar que está en una posición que no suponga riesgo para que el que lo maneja.

– Retirar el pasador de seguridad tirando de la anilla.

– Acercarse al fuego, manteniéndose a una distancia de él de, al menos, 1 m.

– Apretar la maneta, realizando una primera descarga de comprobación de salida del agente extintor.

– Dirigir el chorro a la base de las llamas. En el caso de incendio de líquidos, proyectar superficialmente el agente extintor efectuando un barrido y, evitando que la propia presión de la impulsión provoque derrame del líquido.