LEY DE SERVICIOS DE PREVENCIÓN, EXTINCIÓN de INCENDIOS y SALVAMENTOS de la CAM
PREVENCIÓN DE RIESGOS LABORALES
PSICOTÉCNICOS
SOPORTE VITAL BÁSICO / PRIMEROS AUXILIOS
PAUTAS DE ACTUACIÓN EN CASO DE EMERGENCIAS
MÓDULO SOCIO-PROFESIONAL
SIN CATEGORIA
2 de 2

TEMA 27. DESFIBRILADOR EXTERNO AUTOMÁTICO (DEA)

La obligatoriedad de tener DEA o DESA en un local, dependerá de los requisitos que se reflejen en la normativa de cada comunidad autónoma.

(SEGÚN EL NUEVO DECRETO 151/2012, de 20 de noviembre)

Desfibrilador externo automático (DEA):equipo técnico homologado para usarlo de acuerdo con la legislación vigente, capaz de analizar el ritmo cardíaco, identificar las arritmias tributarias de desfibrilación y administrar una descarga eléctrica con el fin de restablecer el ritmo cardíaco viable, con altos niveles de seguridad. Cuando este aparato requiere una acción humana de pulsar el botón de conexión, se llama desfibrilador externo semiautomático (DESA).

La responsabilidad de los DEA recae sobre el o la titular de la entidad, empresa, establecimiento, servicio o particular titular de su emplazamiento, que tiene la obligación de garantizar su mantenimiento y la conservación, de notificar la instalación y cumplir todas las demás obligaciones establecidas en este Decreto.

  • La persona responsable del DEA de uno, debe garantizar que el DEA lo utilizarán personas autorizadas.
  • En caso de aparatos DEA ubicados en la vía pública, la persona responsable del DEA no está obligada tener una persona autorizada para que lo use. Están autorizados para utilizar los aparatos DEA el personal sanitario, en todo caso, así como las personas mayores de edad que puedan acreditar la superación del programa de formación base para el uso del DEA y, cuando proceda, la superación de un programa de formación continuada.
  • Se consideran, asimismo, autorizadas para el uso de DEA las personas provenientes de otras comunidades autónomas o de otros estados miembros de la Unión Europea que tengan la formación necesaria para ejercer funciones análogas a su lugar de procedencia.
  • En todo caso, y con independencia de la ubicación del aparato, en los supuestos en los que no sea posible que la persona autorizada aplique la desfibrilación, para que ésta no está disponible en el momento necesario, cualquier persona puede aplicar la desfi · lación con fines terapéuticos.

Es importante recordar que: