INTRODUCCIÓN
DERECHO CONSTITUCIONAL
DERECHO PENAL
Normativa
Normativa
13 Temas | 1 Cuestionario
1 de 2

TEMA 19: LEY 5/2002, DE 27 DE JUNIO, SOBRE DROGODEPENDENCIAS Y OTROS TRASTORNOS ADICTIVOS DE LA COMUNIDAD DE MADRID.

19.1. LIMITACIONES A LA PUBLICIDAD Y PROMOCIÓN DE BEBIDAS ALCOHÓLICAS Y TABACO.

Sin perjuicio de lo dispuesto en la Ley 6/95 y a tenor de lo dispuesto en el artículo 27 de la Ley 5/ 2002, sobre las limitaciones de la publicidad:

a) Queda prohibida cualquier campaña, publicitaria o no, dirigida a menores de 18 años que induzca directa o indirectamente al consumo de bebidas alcohólicas y tabaco.

b) No podrán utilizarse voces o imágenes de menores de 18 años, para ser utilizados como soportes publicitarios de bebidas alcohólicas y tabaco.

c) No deberá asociarse el consumo de alcohol y tabaco a una mejora del rendimiento físico o psíquico, a la conducción de vehículos o al manejo de armas, no dar la impresión de que dicho consumo contribuye al éxito social o sexual, mi sugerir que tienen propiedades terapéuticas o un efecto estimulante o sedante, o que constituyen un medio para resolver conflictos. Tampoco podrá asociarse este consumo a prácticas educativas, sanitarias o deportivas.

d) No deberá estimular el consumo inmoderado de bebidas alcohólicas y de tabaco, ni subrayar como cualidad positiva de las bebidas su alto contenido alcohólico.

e) Se limitará la emisión en programas televisivos o en otros medios de comunicación, de cualquier imagen que les pueda influir en sus hábitos, y predisponerles a cualquier trastorno adictivo.

La publicidad de tabaco y bebidas alcohólicas no está permitida en medios de comunicación que sean dirigidos a menores. Por otra parte, se prohíbe de forma expresa la publicidad, directa o indirecta de bebidas alcohólicas y tabaco:

  • En los centros y dependencias de la Administración Autonómica.
  • En los centros oficiales no dependientes de la Comunidad Autónoma pero situados en su territorio.
  • En los centros destinados a menores de 18 años.
  • En los centros y servicios sanitarios, socio-sanitarios y de servicios sociales.
  • En los centros docentes, tanto públicos como privados, tanto los dedicados a enseñanzas no regladas como a cualquier otro tipo de enseñanza.
  • En los establecimientos o recintos de actividades recreativas y espectáculos, cuando estén destinados mayoritariamente al público menor de 18 años.
  • En los medios de transporte público, tanto en el exterior como el interior, así como los locales o estancias destinados para la espera de estos transportes públicos.
  • En todos los lugares donde esté prohibida su venta, suministro y consumo.
  • Otros centros y lugares que sean determinados reglamentariamente.

En lo que respecta a la promoción del tabaco y bebidas alcohólicas en ferias, certámenes, exposiciones, muestras y actividades similares, serán realizadas en espacios diferenciados de la entrada a los mismos cuando estos sean para todos los públicos.

En estas actividades no estará permitido el acceso a menores de 18 años no acompañados de personas mayores de edad. Estaba prohibida la promoción de bebidas alcohólicas y tabaco mediante cualquier tipo de distribución (buzón, correo electrónico, etc…). Tampoco podrán patrocinar actividades deportivas o culturales, los titulares de actividades concurrentes a tabaco y bebidas alcohólicas, cuando consista en publicitar estos productos.


19.2. LIMITACIONES A LA VENTA Y CONSUMO DE BEBIDAS ALCOHÓLICAS

Se elimina la obligación para los establecimientos que vendan o suministren bebidas alcohólicas de estar en posesión de una licencia específica para tal fin.

Los establecimientos deberán poseer carteles donde se especifique que está prohibida la venta o suministro de bebidas alcohólicas a menores de edad.

19.2.1. PROHIBICIONES

A continuación se exponen las premisas básicas a tener en cuenta:

  • No se permitirá en el territorio de la Comunidad de Madrid la venta, despacho o suministro de cualquier tipo de bebidas alcohólicas a menores de 18 años.
  • En todos los establecimientos públicos en que se venda o faciliten bebidas alcohólicas, se informará de que la Ley prohibe su adquisición, consumo, venta, suministro o dispensación a los menores de 18 años, siendo responsable de la venta a menores el titular del establecimiento.
  • Esta información se realizará por medio de cartelería que deberá estar bien visible al público.
  • Queda expresamente prohibida la venta, suministro y consumo de bebidas alcohólicas en los centros y dependencias de la Administración de la Comunidad de Madrid, centros sanitarios, de enseñanza universitaria y de trabajo.
  • En ningún caso se permitirá la venta, suministro y consumo de bebidas alcohólicas en los locales de trabajo de las empresas de transporte público y en los centros educativos de enseñanza primaria, secundaria y especial, así como de enseñanza deportiva.
  • En todos los establecimientos comerciales se adoptarán medidas especiales de control para evitar la venta de bebidas alcohólicas a menores de 18 años.
  • En los establecimientos comerciales situados en las estaciones de servicio, se prohíbe la venta, suministro y distribución de bebidas alcohólicas, con la excepción de las que obtienen su graduación mediante fermentación de la uva, manzana o cereales y cuya graduación no supere los 20°.
  • No se permitirá la venta, suministro y consumo de bebidas alcohólicas en los establecimientos que carezcan de licencia para tal fin.

19.2.2. CONSUMO EN EL EXTERIOR

Los controladores de accesos deberán velar por que el consumo de alcohol se realice en el interior del establecimiento y que el público asistente no salga al exterior portando bebidas alcohólicas.

La Ley 5/ 2002, establece que en los establecimientos autorizados para el consumo de bebidas alcohólicas no se permitirá ni la distribución, ni la venta, ni el suministro de las mismas en el exterior del establecimiento, ni para su consumo fuera del mismo.

No se permitirá la venta ni el consumo de bebidas alcohólicas en la vía pública, salvo terrazas, veladores o en días de feria o fiestas patronales o similares regulados por la correspondiente ordenanza municipal.

Queda prohibido el suministro de bebidas alcohólicas a través de máquinas automáticas en instalaciones abiertas al público, ya que de esta manera no se ejerce un control del comprador.


19.2.3. ACCESO DE MENORES A LOCALES

Esta aspecto se vio en el apartado de la LEPAR, en el que se establecen que:

  • Queda prohibida la entrada de los menores de 18 años en bares especiales, así como en salas de fiestas, de baile, discotecas y establecimientos similares en los que se venda o facilite el consumo de bebidas alcohólicas.
  • De forma excepcional, estos locales podrán disponer de sesiones especiales para mayores de 14 años, con horarios y señalización diferenciada, si que puedan tener continuidad ininterrumpida con aquellas sesiones en las que se produzca la venta de bebidas alcohólicas, retirándose de los locales, durante estas sesiones especiales, la exhibición y publicidad de de este tipo de bebidas.

19.3. LIMITACIONES A LA VENTA Y CONSUMO DE TABACO


19.3.1 LIMITACIONES A LA VENTA

Se establece la prohibición de venta y consumo a los menores de 18 años, de tabaco y productos destinados a ser fumados inhalados, masticados, etc… que contengan tabaco. Esta limitación se refiere al ámbito de la comunidad de Madrid.

En los establecimientos donde se expida tabaco deberá advertirse, mediante cartelería visible a todos los públicos, que se prohíbe la venta a menores de 18 años.

No debemos olvidar que la venta y suministro de tabaco a través de máquinas automáticas sólo podrá realizarse en establecimientos cerrados, haciéndose constar la prohibición que tienen los menores de 18 años de adquirir tabaco, y a la vista de una persona encargada de que se cumpla la citada prohibición.

Se prohíbe la venta y el suministro de tabaco en los centros y dependencias de la Administración de la Comunidad Autónoma e instalaciones deportivas, salvo los lugares habilitados al efecto.

Igualmente y sin salvedad alguna en centros sanitarios, de servicios sociales, educativos (infantil, primaria, secundaria y especial), de Enseñanza deportiva y todos aquellos destinados preferentemente a menores de 18 años.


19.3.2. LIMITACIONES AL CONSUMO

Los titulares de los locales, centros y establecimientos, así como los órganos competentes, serán responsables del estricto, cumplimiento de las normas.

Estos, estarán obligados a señalizar las limitaciones y prohibiciones y deberán contar con Las hojas de reclamación a disposición de los usuarios.

En cualquier caso, en los lugares que se detallan a continuación, tendrán la conveniente señalización con la prohibición expresa de fumar o, en su caso, convenientemente señalizadas, las salas o lugares destinados a fumadores.

En caso de conflicto, prevalecerá siempre el derecho a la salud de los no fumadores sobre el derecho de los fumadores a consumir tabaco en estos lugares.


El artículo 33, enumera los lugares donde no se permite el consumo de tabaco:

  • Los medios de transporte colectivo.
  • Los vehículos de transporte escolar, de menores y en los vehículos destinados al Transporte sanitario.
  • Los centros sanitarios y sus dependencias.
  • Los centros educativos de enseñanza infantil, primaria, secundaria y especial.
  • Los recintos deportivos cerrados.
  • Las salas de teatro, cines y auditorios.
  • Los estudios de radio y televisión destinados al público.
  • Las oficinas de la Administración Pública destinadas para atención directa al público.
  • Los establecimientos comerciales.
  • Los museos y las salas de lectura, exposiciones y conferencias.
  • Ascensores y elevadores.
  • Las áreas laborales donde trabajan mujeres embarazadas.
  • Los lugares de trabajo donde haya un riesgo para la salud del trabajador por razón de combinarse la nocividad del tabaco con el perjuicio ocasionado por un contaminante industrial.
  • Las salas de espera de uso general y público.
  • Los espacios cerrados de uso general y público de las estaciones de autocar, Metro y ferrocarril y de los aeropuertos.
  • La zona de playa de las piscinas y de los parques acuáticos, conforme a la normativa vigente.
  • Los balnearios.
  • En los locales donde se elaboren, transformen, manipulen, preparen o vendan alimentos, excepto los destinados principalmente al consumo de los mismos, manteniéndose la prohibición de fumar a los manipuladores de alimentos.
  • En las zonas reservadas a los no fumadores en los restaurantes y demás lugares dedicados principalmente al consumo de alimentos, que estarán señalizados adecuadamente.
  • Los lugares similares a los mencionados que se determinen reglamentariamente.

Por Ley 42/2010, del 30 de diciembre, por la cual se modifica la Ley 28/2005, del 26 de diciembre, de medidas sanitarias frente al tabaquismo y reguladora de la venta, el suministro, el consumo y la publicidad de los productos de tabaco, se prohíbe el consumo de tabaco en la sala de fiesta, establecimientos de uso público en general, así como en todos los espectáculos públicos, salvo en los espacios al aire libre.


19.4. INFRACCIONES

La comisión de una infracción será objeto de la correspondiente sanción administrativa, y se prevé la instrucción del oportuno expediente sancionador. En los supuestos en que las infracciones puedan ser constitutivas de delito o falta tipificadas en el Código Penal, el órgano que estuviese conociendo el caso lo pondrá en conocimiento del órgano judicial competente, y se abstendrá de seguir el procedimiento sancionador mientras la autoridad judicial no dicte sentencia firme.

Las sanciones por infracción al consumo de alcohol en la vía pública, consistirán en prestaciones en beneficio de la comunidad, que no podrán imponerse sin consentimiento del infractor, en beneficio de la colectividad o de personas que se encuentren en situación de precariedad por cualquier motivo.

Si éste no prestase el consentimiento será sustituida por la multa correspondiente.


19.4.1. PERSONAS RESPONSABLES

Serán responsables de la infracción los autores de las mismas que podrán ser las personas físicas o jurídicas, titulares o gestores de entidades, centros o servicios, que realicen las acciones u omisiones tipificadas como infracción de esta Ley. También responderán del pago de la sanción las siguientes personas:

  • Los propietarios de los establecimientos, responderán solidariamente de las infracciones cometidas por sus empleados o dependientes.
  • El anunciante, el empresario creador de la publicidad y el empresario difusor de la publicidad responderán solidariamente del pago de las sanciones derivadas de infracciones previstas en esta Ley en materia de publicidad.
  • Los padres o tutores responderán solidariamente de las infracciones cometidas por menores de edad.
  • Los administradores de las personas jurídicas responderán subsidiariamente del pago de las sanciones derivadas de las infracciones cometidas por estas.

19.4.2. INFRACCIONES

Las infracciones se califican como leves, graves y muy graves, atendiendo a los criterios de importancia del perjuicio causado, relevancia o trascendencia social de los hechos, cuantía del eventual beneficio obtenido, el grado de intencionalidad o negligencia y, en su caso, la reincidencia.


Se consideran infracciones leves:

  1. El incumplimiento de los requisitos, condiciones, obligaciones o prohibiciones establecidas en esta Ley y las disposiciones que se dicten en su desarrollo en las que no proceda su calificación como faltas graves o muy graves.
  2. El consumo de bebidas alcohólicas en la vía pública.
  3. Facilitar o de cualquier modo colaborar para que un menor pueda directa o indirectamente adquirir o apropiarse de bebidas alcohólicas, siempre que la conducta se realice al margen de una actividad comercial, empresarial o con carácter lucrativo.
  4. El incumplimiento de lo establecido en los artículos 29 y 33 (lugares donde se permite fumar) sobre condiciones de publicidad, promoción, venta y consumo de bebidas alcohólicas, tabaco y otras.
  5. Las cometidas por simple negligencia, siempre que el resultado negativo producido no tuviere repercusiones que perjudiquen a personas o dificulten el funcionamiento del centro en el logro de sus objetivos.
  6. Cualquier otra situación que tenga la calificación de infracción leve en la normativa específica aplicable.

Se consideran infracciones graves:

  1. El incumplimiento de lo establecido en los artículos 27, 28, 30 (excepto los apartados 1 y 3, en lo referente al consumo en la vía pública), 31 y 32, sobre condiciones de publicidad, promoción, venta y consumo de bebidas alcohólicas, tabaco y otras sustancias químicas.
  2. El incumplimiento de lo establecido en los artículos 36, 37, 38, relativos a la venta de inhalables y colas, así como a la prescripción y dispensación de sustancias de abuso en el deporte y de sustancias estupefacientes y psicotrópicos.
  3. Las que sean concurrentes con otras infracciones sanitarias leves, o hayan servido para facilitarlas o encubrirlas.
  4. Impedir o dificultar el ejercicio de los derechos recogidos en el artículo 17 de la presente Ley.
  5. Aplicar las ayudas y subvenciones públicas a finalidades distintas de aquellas para las hubieran sido otorgadas.
  6. Cualquier otra actuación que tenga la calificación de falta grave en la normativa específica aplicable.
  7. La reincidencia en las infracciones leves.

Existe coincidencia cuando el responsable de la infracción haya sido sancionado mediante resolución firme por la comisión de otra infracción leve en los seis meses anteriores.


Se consideran infracciones muy graves:

  1. El incumplimiento de lo dispuesto en el artículo 30, 1 (permitir la venta de bebidas alcohólicas a menores en la Comunidad de Madrid).
  2. El incumplimiento de lo dispuesto en el artículo 26.
  3. El incumplimiento reiterado de los requerimientos específicos formulados por las autoridades competentes.
  4. La negativa a facilitar información o a prestar colaboración a los servicios de control o inspección y el falseamiento de la información suministrada.
  5. La resistencia, coacción, amenaza, represalia, desacato o cualquier otra forma depresión ejercida sobre las autoridades competentes.
  6. Las que sean concurrentes con infracciones sanitarias graves o que hayan servido para facilitar o encubrir su comisión.
  7. Facilitar o de cualquier modo colaborar para que un menor pueda directa o indirectamente adquirir o apropiarse de bebidas alcohólicas, siempre que la conducta típica se realice bajo una actividad comercial, empresarial o con carácter lucrativo.
  8. Cualquier otra actuación que tenga la calificación de infracción muy grave en la normativa especial aplicable al caso.
  9. La reincidencia en infracciones graves y aquellas otras que por sus circunstancias concurrentes comporten un grave prejuicio para la salud de los usuarios.