TÉCNICAS DE DESCRIPCIÓN DE PERSONAS Y COSAS

Describir es definir a una persona o cosa, dando una idea general de sus partes o propiedades. La descripción de personas o cosas suele realizarse abordando primero el conjunto y posteriormente los aspectos secundarios más significativos. El éxito de gran parte de misiones y actividades realizadas por los/las vigilantes de seguridad dependerán de la realización de una correcta descripción.

Descripción de personas. Consiste en la representación física o psíquica de una persona en virtud de la cual puede ser conocida o reconocida. Su ámbito abarca todo el cuerpo humano, si bien da preferencia a aquellas partes normalmente descubiertas por ser más fácil y cómoda su percepción, en particular el rostro.

Es imprescindible que el observador describa a las personas de forma exacta para así facilitar el reconocimiento evitando los errores de confusión tan comunes y de nefastas consecuencias. Se procurará realizar respetando la pauta siguiente.

1ºLos caracteres de conjunto.
En él se incluyen los siguientes apartados:

  • Sexo: hombre o mujer
  • Grupo étnico (europeo, africano, asiático, etc.)
  • Color de la piel
  • Edad
  • Estatura: lo más aproximada posible
  • Peso Complexión: normal, delgada, fuerte, obesa, etc.
  • Notas singulares (modo de andar o hablar, apariencia, etc.)
 

2º Características morfológicas o Descripción personalizada.
Se denomina también “tipo robot” por el minucioso estudio que se realiza de la persona.

  • Contorno del rostro: ancho, rectangular, redondo, alargado, etc.
  • Forma de la cabeza (de frente y de perfil): ancha, estrecha, ojival, etc.
  • Cejas: color, textura, dirección.
  • Ojos: color del iris, forma, deformaciones.
  • Nariz: forma, dimensión, simetría.
  • Boca- labios: dimensión, grosos.
  • Mentón: saliente, cuadrado, con hoyuelo, etc.
  • Orejas: dimensión, forma, separación respecto del cráneo.
  • Arrugas: en mejillas, ojos, frente, entre nariz y boca, etc.
  • Cuello: largo y delgado, corto y grueso, velludo, venoso, etc.
  • Bigote: poblado y ancho, recto y fino, puntas retorcidas, etc.
  • Barba: cuidada, completa, perilla, etc.
  • Otros: podemos incluir aspectos como la voz, la risa, gafas, si se observan cicatrices o tatuajes, verrugas, cojeras al andar, vestimenta, joyas u otros objetos.

Descripción de cosas. Al igual que la identificación de personas, es imprescindible para acreditar o restablecer el vínculo de propiedad con los legítimos dueños y para ello es necesario seguir un orden riguroso en su descripción.

La descripción de objetos comprende los siguientes parámetros que, en su conjunto, pueden resultar conun valor identificativos:

  • Nombre del objeto
  • Modelo, tipo y clase Forma:
    • Geométrica (cuadrada, rectangular, esférica, etc.).
    • Semejanza con otros objetos (corazón, pera, elementos naturales
      o formas artificiales)
  • Color
  • Medidas (peso, tamaño, volumen)
  • Señales o marcas identificativas:
    • Producidas por el uso.
      Realizadas por el propietario (grabaciones de fechas, nombres, inscripciones, pegatinas, etc.)
    • Número de serie o fabricación.

Descripción de zonas. En la descripción de zonas, generalmente urbanas, resulta imprescindible la realización de croquis para su generalización a las personas interesadas.

Al confeccionar el informe de descripción de zonas hemos de incluir los siguientes aspectos:

  • Existencia de puntos sensibles: embajadas, bancos, joyerías, instalaciones militares, etc.
  • Puntos de horario irregular: hoteles, cafeterías, salas de fiesta, cines, teatros, gasolineras, etc.
  • Puntos de ayuda: comisarías de Policía, cuarteles de la Guardia Civil, Policía municipal Local, vigilantes nocturnos, etc.
  • Callejero principal de la zona: avenidas o calles de primer orden, calles antiguas, parques y zonas verdes, centros comerciales, etc.
  • Agentes perturbadores: bolsas de prostitución y/o drogodependencias, lugares de cita de parejas de novios, clubes nocturnos, borrachos, bandas callejeras, barrios marginales, etc.
  • Tipos de edificaciones: chalés, apartamentos, viviendas unifamiliares, etc.
  • Clase social: alta, media o baja.
  • Tráfico de vehículos y tránsito de personas: calles más o menos concurridas, horas de mayor o menor afluencia, etc.
  • Comunicaciones: autobuses, taxis, metro, etc.

Descripción de edificios. Al igual que en el apartado anterior, también en la descripción de edificios será muy conveniente añadir un croquis de cada planta y otro de las fachadas del mismo, indicando de forma especial la ubicación y dimensiones de las vías de acceso.

Aspectos principales a tener en cuenta:

  • Entradas y salidas de carácter general.
  • Otros accesos posibles: ventilación, garajes, etc.
  • Comunicación del garaje con el exterior y con las plantas del edificio.
  • Actividades que se desarrollan en el interior: viviendas, oficinas, comercios, zonas públicas, etc.
  • Ascensores: ubicación, tasas de uso, cuadros de mandos, etc.
  • Portero o conserje: vivienda, horario, situación durante el turno de trabajo, etc.
  • Puntos de seguridad: calderas, cuadros de mandos, tomas de agua, desagües, líneas telefónicas, etc.

Hay que tener en cuenta que también son objetos de descripción los vehículos, las cerraduras, las cajas fuertes y las llaves.

Por último, en cuanto a la descripción de los hechos, se procurará que ésta sea lo más bree y clara posible, limitándose a relatar secuencialmente lo esencial de lo sucedido, para lo cual habremos de plantearnos las siguientes preguntas:
– Qué es lo que ha sucedido 

– Dónde

– Cuándo 

– Cómo 

– Por qué 

– Quienes intervinieron en los hechos.