2- NORMATIVA VIGENTE EDITAR

Parece extraño, pero tras mediar los escándalos de los “Dioni”, en los años 80, siguió existiendo un vacío legal en España sobre los escoltas. Mientras los objetivos terroristas de ETA siguieran siendo militares, parecía que en España no se precisaba legislación al respeto……. Mientras, la realidad era que tanto empresarios vascos amenazados, como cada vez más políticos, acudían al expediente de contratar antiguos militares como escoltas privados.

La primera legislación al respecto aparece en 1992, el 30 de julio, la Ley de la Seguridad Privada, y se necesitaron dos años, para que se viera aprobado su Reglamento.

 

A-LA LEY DE SEGURIDAD PRIVADA

Es misión de las empresas de seguridad privada la protección de personas determinadas, previa autorización correspondiente.

En cuanto a los requisitos de deben reunir las empresas de seguridad para poder desempeñar el servicio de escolta, son los siguientes:

  • Adoptar la forma jurídica de SA, SL o cooperativa, debiendo tener el capital social totalmente desembolsado en títulos nominativos, en la cantidad dependiente del ámbito geográfico de su actuación.
  • Sus administradores y su personal deben de ser de nacionalidad comunitaria, carecer de antecedentes penales o disciplinarios, y tener su residencia permanente en España.
  • Cumplir todas las prescripciones referentes a la custodia de armas.
 

Art 17. Son funciones de los escoltas privados, con carácter exclusivo y excluyente, el acompañamiento, defensa y protección de personas determinadas QUE NO TENGAN la condición de Autoridades públicas, impidiendo que sean objeto de agresiones o actos delictivos.

La Ley 14/2000 de 29 de diciembre (Ley de acompañamiento a los Presupuestos Generales del Estado) añadió una DA 5ª, que se prevé la posibilidad de autorizar la prestación del
servicio de escolta, por parte de los escoltas privados, a personas que tengan la condición de autoridades públicas, cuando las circunstancias así lo aconsejen.

Para el cumplimiento de las indicadas funciones serán aplicables a los escoltas privados los preceptos de la Ley de Seguridad Privada y demás normas concordantes relativas a los
Vigilantes de Seguridad, salvo lo referente a la uniformidad.

Asimismo, les serán de aplicación para el ejercicio de sus funciones lo dispuesto sobre la posibilidad de portar las armas determinada reglamentariamente, SOLO cuando estén de servicio.

 

B- EL REGLAMENTO DE SEGURIDAD PRIVADA

  • Requisitos necesarios para poder obtener la autorización de escolta:
    • Mayoría de edad, y no haber cumplido los 55 años.
    • Nacionalidad de la UE, y poseer la aptitud física (indispensable alcanzar para los hombres el 1,70cm de estatura, y para las mujeres el 1,65cm de estatura) y psicotécnica.
    • Carecer de antecedentes penales, no haber sido sancionado en los dos o cuatro años anteriores por faltas graves o muy graves en materia de seguridad. No haber sido separado de las Fuerzas armadas o de las FCSE.
    • Poseer la licencia de armas tipo C (Art. 22 Reglamentos de Armas)
  • Requisitos necesarios para poder desempeñar las funciones de escolta:
    • Estar integrado en una empresa de seguridad que ostente la habilitación para prestar el servicio de acompañamiento, defensa y protección.
  • Funciones del escolta y límites de su actuación. Art.88 Reglamento de Seguridad Privada:
    • Acompañamiento, defensa y protección de personas determinadas, que no tengan la condición de autoridad pública, impidiendo que sean objeto de agresiones o actos delictivos.
    • Cuando así se considere necesario, también podrán prestar este servicio a autoridades.
    • La densa y protección a prestar comprende SOLO EL ÁMBITO DE LA VIDA, INTEGRIDAD FÍSICA Y LA LIBERTAD DE LAS PERSONAS.

Por tanto, los tipos penales ante los cuales el Escolta debe reaccionar serán:
– Los delitos contra la vida.
– Los delitos contra la integridad física.
– Delitos contra la libertad: detenciones ilegales, secuestros, amenazas, coacciones y chantajes.

  • Límites de su actuación:
    • Detenciones: SOLO en caso de agresión manifiesta contra la persona protegida o contra el propio escolta, sin poder practicar interrogatorios ni identificaciones, debiendo poner al detenido de forma inmediata a disposición de la autoridad policial o judicial.
    • Uso de armas: SOLO para repeler ataques contra la vida, integridad física o libertad física de las personas, con adecuación a los criterios de proporcionalidad en el ataque.
  • Forma de prestación
    • El servicio de escolta SOLO PODRÁ prestarse para supuestos determinados, autorizados expresamente, e integrados en una empresa de seguridad.

 Incompatibilidades:

o Pueden adquirir las habilitaciones que deseen (explosivos,contador- pagador,

vigilante, conductor, etc.) PERO SIEMPRE DENTRO DE LA EMPRESA, el servicio

de escolta es exclusivo y excluyente.

 Armamento del escolta y ejercicios de tiro: ART 90 del Reglamento

o El arma reglamentaria del escolta es la semiautomática de calibre 9mm

“parabellum”. La peculiaridad de la licencia consiste en que SOLO es válida

para el desempeño de las funciones de escolta y durante el horario de

servicio. Al terminar el mismo, el arma deberá quedar depositada en el

armero de la empresa, o en el armero de la residencia de la persona a

proteger. Puede ocurrir que el servicio se desempeñe en localidad distintaa

la de la empresa, y que la persona protegida no posea armero, y que en ésta,

la localidad donde resida la persona protegida, no exista delegación de la

empresa. Entonces, el escolta deberá estar provisto de la autorización

prevista en el Art. 82 del Reglamento, concedida por el Jefe de Seguridad de

la empresa, autorización que deberá ajustarse a lo prevenido en la

Resolución del Ministerio del Interior del 19 de enero de 1996, quedando el

arma bajo su custodia