Según el reglamento de cada estado, el vigilante de seguridad habrá de ser apto en diferentes pruebas físicas. En el caso de España son 3 las pruebas que hay que superar para conseguir el titulo profesional, además de las pruebas de conocimientos, que constan en la Resolución de la Secretaría de Estado de Seguridad.

Durante el examen se tendrá que ir con vestimenta adecuada para hacer ejercicio, entregar al Tribunal un certificado médico donde conste que el aspirante reúne las condiciones físicas, no se permitirá su grabación y se calificara de apto o no apto.

 

Primera prueba de aptitud física

Compuesta por dos partes, esta prueba consiste en la ejecución de:

  1. Potencia tren superior, con flexión de brazos en suspensión pura en el caso de los hombres y el lanzamiento de balón medicinal para las mujeres y los hombres de más de 40 años. Estas pruebas se realizarán en un gimnasio o campo de deportes.
  2. Potencia de tren inferior, en primer lugar un salto vertical y una carrera, igual para los dos sexos. El salto se realizará en el gimnasio de suelo horizontal, se valorará la posición de partida, la ejecución y la distancia conseguida. En el caso de la carrera, se realizará en una pista de atletismo y se califica de 400 metros lisos.

 

Segunda prueba de conocimientos terórico-prácticos

En este caso, consistirá en la contestación por escrito, con un tiempo máximo de cincuenta minutos, de un cuestionario de 100 preguntas. Los errores penalizan conforme a la fórmula siguiente: A – [E / (n-1)], siendo «A» el número de aciertos, «E» el de errores y «n» número de alternativas de respuesta.

Para saber los baremos de cada una de las pruebas será necesario ir a la página web del Ministerio del Interior https://bit.ly/2UcLpBk dónde se explica en una tabla según el sexo y la edad.

¡Des de Bull Group deseamos que nuestros alumnos que se presenten en la próxima convocatoria tengan mucha suerte! Adelante con vuestro futuro profesional, vais a conseguirlo.